Atención y concentración

Existe un principio básico de psicología según el cual: Los seres humanos tienden a acercarse a lo que les agrada y a rechazar lo que les desagrada.

De aquí la importancia de lograr que el estudio resulte fácil, agradable y rápido.
Prestamos atención a lo que nos interesa; la atención y la concentración son el resultado de un proyecto de vida valioso. Cuando una persona, posee un plan de acción, el cerebro se activa y produce suficiente energía, ideas y soluciones para llevarlo adelante.

La atención es condición para la eficacia en toda actividad humana, especialmente cuando se trata de actividades superiores, como: leer, pensar, aprender y crear soluciones.
Hoy se habla mucho de deficit de atención. En el 90% de los casos no se trata de déficit de atención sino de falta de interés debido a malos hábitos de estudio.
La concentración es activa y supone un acto de voluntad consciente; con el tiempo, puede convertirse en una hábito automático (concentración sin esfuerzo)
Las personas presatan atención cuando comprenden que algo es importante para su éxito en la vida y cuando disfrutan de lo que hacen.